¿Qué responsabilidades tengo como empresario o empresa en la protección de mis empleados ante el Coronavirus?

Tanto en la fase de desescalada como en la “nueva normalidad” las empresas tienen la responsabilidad de proteger a sus empleados con los equipos de protección adecuados. La Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos Laborales advierte que el empresario deberá garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo.

En cuanto a los equipos, establece que deberán utilizarse cuando los riesgos no se puedan evitar o no puedan limitarse suficientemente por medios técnicos de protección colectiva o mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo.

En caso de tener que usarlos, la Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos Laborales en su artículo 17.2, establece que la empresa está obligada a proporcionar a sus trabajadores equipos de protección adecuados para el desempeño de sus funciones y de velar por el uso efectivo de los mismos cuando, por la naturaleza de los trabajos realizados, sean necesarios.

Para llevar todo esto a cabo el empresario deberá:

  • Realizar una evaluación inicial de los riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores: teniendo en cuenta, con carácter general, la naturaleza de la actividad, las características de los puestos de trabajo existentes y de los trabajadores que deban desempeñarlos.
  • Igual evaluación deberá hacerse con ocasión de la elección de los equipos de trabajo y del acondicionamiento de los lugares de trabajo. La evaluación será actualizada cuando cambien las condiciones de trabajo y, en todo caso, se someterá a consideración y se revisará, si fuera necesario, con ocasión de los daños para la salud que se hayan producido. Puede consultar los tipos de EPIs que necesitan sus empleados aquí.
  • Proporcionar los EPIs: como decíamos el empresario está obligado a proporcionar equipos de protección personal a sus trabajadores y sustituirlos en caso de deterioro.
  • Informar: el empresario adoptará las medidas adecuadas para que los trabajadores reciban todas las informaciones necesarias.
  • Formar: el empresario deberá garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada.

¿Qué consecuencias tiene no facilitar EPIs a mis trabajadores?

El incumplimiento de la obligación del empresario de garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores puede acarrear varias responsabilidades que se enmarcarían dentro un accidente de trabajo o enfermedad profesional y que podrían ser de tipo laboral-prestacional, administrativa, civil e incluso penal. Puede consultar más información sobre estas responsabilidades en este artículo