¿Qué medidas de limpieza son necesarias en el centro de trabajo?

Recomendaciones

Es conveniente extremar la limpieza en los centros de trabajo para evitar que los trabajadores se contagien entre sí.

El Ministerio de Sanidad establece una serie de recomendaciones a llevar a cabo por parte de los empresarios y empresas para garantizar la correcta higiene en los centros de trabajo:

  1. Se deben realizar tareas de ventilación periódica en las instalaciones y, como mínimo, de forma diaria y por espacio de cinco minutos.
  2. Es recomendable reforzar la limpieza de los filtros de aire y aumentar el nivel de ventilación de los sistemas de climatización para renovar el aire de manera más habitual.
  3. Es conveniente reforzar las tareas de limpieza en todas las estancias, con especial incidencia en superficies, especialmente aquellas que se tocan con más frecuencia como ventanas o pomos de puertas, así como todos los aparatos de uso habitual por los empleados, desde mandos de maquinaria a mesas y ordenadores.
  4. Es necesario limpiar el área de trabajo usada por un empleado en cada cambio de turno.
  5. Los detergentes habituales son suficientes, aunque también se pueden contemplar la incorporación de lejía u otros productos desinfectantes a las rutinas de limpieza, siempre en condiciones de seguridad.
  6. En todo caso, se debe asegurar una correcta protección del personal encargado de la limpieza. Todas las tareas deben realizarse con mascarilla y guantes de un solo uso.
  7. Una vez finalizada la limpieza, y tras despojarse de guantes y mascarilla, es necesario que el personal de limpieza realice una completa higiene de manos, con agua y jabón, al menos 40-60 segundos.
  8. En caso de los uniformes de trabajo o similares, serán embolsados y cerrados, y se trasladarán hasta el punto donde se haga su lavado habitual, recomendándose un lavado con un ciclo completo a una temperatura de entre 60 y 90 grados.

¿Qué productos de higiene y desinfección necesita mi empresa?

Es importante contar con un suministro adecuado tanto de elementos de higiene personal para los trabajadores como de productos de limpieza para las zonas comunes y las áreas de trabajo. Los más habituales son:

  • Desinfectantes.
  • Lejía.
  • Papel absorbente
  • Mopa
  • Gel desinfectante.
  • Jabón.
  • Cepillo de uñas
  • Purificadores de aire
  • Mamparas