¿Qué es un EPI?

EPI son las siglas de Equipo de Protección Individual. Se denomina EPI a cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador o trabajadora para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud en el trabajo, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.

La denominación y definición de EPI quedó establecida en la Directiva 89/686/CEE del Consejo de la Unión Europea, de 21 de diciembre de 1989, sobre aproximación de las legislaciones de los Estados Miembros relativas a los equipos de protección individual.

Por otro lado, el Real Decreto 1407/1992, de 20 de noviembre, por el que se regulan las condiciones para la comercialización y libre circulación intracomunitaria de los equipos de protección individual establece específicamente los elementos que se considerarán como EPI:

  1. Se entenderá por EPI cualquier dispositivo o medio que vaya a llevar o del que vaya a disponer una persona, con el objetivo de que la proteja contra uno o varios riesgos que puedan amenazar su salud y su seguridad.
  • El conjunto formado por varios dispositivos o medios que el fabricante haya asociado de forma solidaria para proteger a una persona contra uno o varios riesgos que pueda correr simultáneamente.
  • b) Un dispositivo o medio protector solidario, de forma disociable, o no derogable, de un equipo individual no protector, que lleve o del que disponga una persona con el objetivo de realizar una actividad.
  • c) Los componentes intercambiables de un EPI que sean indispensables para su funcionamiento correcto y se utilicen exclusivamente para dicho EPI.
  1. Se considerará como parte integrante de un EPI, cualquier sistema de conexión comercializado junto con el EPI para unirlo a un dispositivo exterior complementario, incluso cuando este sistema de conexión no vaya a llevarlo o a tenerlo a su disposición permanentemente el usuario durante el tiempo que dure la exposición al riesgo o riesgos.

CERTIFICACIÓN

Es importante destacar que no cualquier EPI (equipo de protección individual) es válido y debe pasar por un procedimiento de certificación: el fabricante habrá de reunir toda la documentación y deberá someter un modelo al examen «CE» de tipo para verificar que cumple con todas las normativas europeas.

Además, el fabricante deberá llevar a cabo controles de calidad que garanticen la homogeneidad de la producción y la conformidad de dichos EPI con el tipo descrito en el certificado CE de aprobación de tipo y con las exigencias esenciales correspondientes. Los controles necesarios serán realizados por un organismo de control elegido por el fabricante. Dichos controles se efectuarán al azar y normalmente a intervalos de, al menos, un año.

El fabricante deberá adjuntar con sus EPIS un folleto informativo donde incluirá, además del nombre y la dirección del fabricante toda la información útil sobre:

  1. a) Instrucciones de almacenamiento, uso, limpieza, mantenimiento, revisión y desinfección. Los productos de limpieza, mantenimiento o desinfección aconsejados por el fabricante no deberán tener, en sus condiciones de utilización, ningún efecto nocivo ni en los EPI ni en el usuario.
  2. b) Rendimientos alcanzados en los exámenes técnicos dirigidos a la verificación de los grados o clases de protección de los EPI.
  3. c) Accesorios que se pueden utilizar en los EPI y características de las piezas de repuesto adecuadas.
  4. d) Clases de protección adecuadas a los diferentes niveles de riesgo y límites de uso correspondientes.
  5. e) Fecha o plazo de caducidad de los EPI o de algunos de sus componentes.
  6. f) Tipo de embalaje adecuado para transportar los EPI.
  7. g) Explicación de las marcas, si las hubiere.

OBLIGACIONES DE LOS EMPRESARIOS

Puedes consultar toda la información sobre las obligaciones que, como empresario, tienes tú o tu empresa sobre tus trabajadores en materia de protección en este artículos ¿Qué responsabilidades tengo como empresario o empresa en la protección de mis empleados?.

En resumen, las obligaciones de la empresa o el empresario son:

  • Realizar una evaluación inicial de los riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores.
  • Igual evaluación deberá hacerse con ocasión de la elección de los equipos de trabajo y del acondicionamiento de los lugares de trabajo
  • Proporcionar los
  • Informar.
  • Formar.

TIPOS DE EPI

Se dividen en función de la parte del cuerpo que están destinadas a proteger y son aplicables o no en función del trabajo que desarrolle el trabajador.

  • Protección para la cabeza: como los cascos de seguridad.
  • Protección para el oído: tapones u orejeras de protección contra altos niveles de ruido.
  • Protección para cara y ojos: aquí se engloban principalmente las gafas de protección muy útiles en caso de estar en contacto con elementos que pueden salpicar o ser proyectados y para evitar contagios como los provocados por toses y estornudos en caso de enfermedad infecciosa. Las pantallas de protección también se englobarían en esta categoría.
  • Protección para las vías respiratorias: aquellos que eviten que cualquier elemento externo pueda entrar en contacto con nuestras vías respiratorias y contaminarlas o intoxicarlas como las mascarillas de mayor o menor nivel de protección, equipos filtrantes o equipos aislantes.
  • Protección para manos y brazos: como los guantes de diferentes tipos que nos aíslan contra agresiones mecánicas, químicas, de origen eléctrico o térmico.
  • Protección para pies y piernas: calzado de protección y otro vestuario laboral adecuado.
  • Protección para la piel: cremas y otros elementos para evitar daños en la piel.
  • Protección para tronco y abdomen: Vestuario laboral que evite daños en esta zona.
  • Otras protecciones: destinadas a evitar caídas, accidentes, etc.

Puedes consultar más información sobre equipos de protección individual y otros temas en:

  • ¿Qué medidas de protección debo tomar como empresa ante el Coronavirus (COVID-19)?
  • ¿Qué responsabilidades tengo como empresario o empresa en la protección de mis empleados ante el Coronavirus?
  • ¿Qué equipos de protección individual (EPIs) necesitan mis empleados?